Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Plan de Seguridad Vial Urbana de Gijón 2011-2015

Seguridad vialEn el periodo 2005-2010 la población de Gijón se ha mantenido estable (crecimiento de 1,2%) mientras que el parque de vehículos se  incrementaba un 16,2%. Este incremento del parque móvil no se ha visto reflejado en un incremento del número de accidentes con víctimas, es más, éstos se han reducido un 9% en el mismo periodo.

A pesar de la evolución positiva en el total del número de accidentes con víctimas en la ciudad de Gijón y de las víctimas más graves (fallecidos y heridos graves) que han pasado de 34 a 29, lo que supone una reducción del 15%, el análisis de este periodo 2005-2010 sirve para identificar los siguientes problemas:

  • El 56% de los accidentes mortales son atropellos.
  • Un 26,1% de las víctimas más graves (FyHG) son conductores varones jóvenes, entre 15 y 34 años.
  • El 25,6% del total de víctimas más graves son peatones de 60 años o más (un 15,8% mujeres y un 9,9% hombres).
    Atropello
  • El 52,9% de los accidentes mortales tiene lugar en vías rápidas o en cruces con este tipo de vía; el 66,0% de los accidentes con heridos graves (y sin víctimas mortales) tiene lugar fuera de las vías rápidas y sus intersecciones.
  • Los ocupantes de vehículos motorizados de dos ruedas (motocicletas y ciclomotores) son el 36,9% de los fallecidos y heridos graves. Las motos y ciclomotores son un 28,3% de los vehículos implicados en los accidentes más graves y tan sólo un 12% del parque, pero con un crecimiento del 67% en este periodo.


Puede descargar el documento completo del Plan en el siguiente enlace: Plan de Seguridad Vial Urbana de Gijón 2011-2015 (formato PDF, tamaño 3,85 MB).

El objetivo final de este Plan de Seguridad Vial es hacer de Gijón una ciudad más segura donde el principal protagonista es el ciudadano. La visión del Ayuntamiento de Gijón tiene en cuenta no sólo la accidentalidad en sí, sino también la percepción del riesgo y la movilidad sostenible de los habitantes de Gijón.