Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Movilidad y Accesibilidad Urbanas

Movilidad UrbanaEn 2007, el 72% de la población europea vivía en zonas urbanas. Se espera que Europa se estabilice en un nivel de urbanización de aproximadamente el 82%.

En la actualidad, la mitad de su población urbana vive en pequeñas ciudades de entre 1.000 y 50.000 habitantes, una cuarta parte vive en ciudades medianas de entre 50.000 y 250.000 habitantes y la otra cuarta parte vive en ciudades de más de 250.000 habitantes.

Los problemas de desarrollo urbano y su impacto en el medio ambiente y en la calidad de vida son todo un desafío para los encargados de las políticas europeas. La Movilidad Urbana es una de las preocupaciones.

Por Movilidad se entiende la capacidad de moverse o de recibir movimiento. Según esta definición, la Movilidad Urbana es la capacidad y/o posibilidad de moverse dentro de la ciudad.

La Movilidad Urbana, por tanto, es Peatonesuna necesidad básica de las personas que debe ser respetada y satisfecha sin que el esfuerzo y el coste de los desplazamientos necesarios para acceder a bienes y servicios no sean sostenibles o afecten negativamente a la calidad de vida o a las posibilidades de desarrollo económico, cultural, educativo, etc. de las personas.

La Movilidad Urbana es, igualmente, un derecho fundamental que debe estar garantizado, en igualdad de condiciones, a toda la población, sin diferencias derivadas del poder adquisitivo, condición física o psíquica, género, edad o cualquier otra causa.

La accesibilidad, sin embargo, es un concepto vinculado a los lugares; a la posibilidad de obtención del bien, del servicio o del contacto buscado; y por extensión se utiliza el término para indicar la facilidad de acceso de las personas y suministros a un determinado lugar.

La accesibilidad, por consiguiente, se valora o bien en relación al coste o dificultad de desplazamiento que requiere la satisfacción de las necesidades, o bien en relación al coste o dificultad de que los suministros o clientes alcancen el lugar en cuestión.

A la luz de esa diferenciación conceptual los conflictos del transporte o del tráfico cobran un nuevo aspecto:

- Si el objetivo del transporte y del tráfico es facilitar el movimiento de personas y mercancías, indudablemente la sostenibilidad se ha de procurar a través de la promoción de los medios de transporte que faciliten los desplazamientos con un menor impacto económico, ambiental y social.

- Si el objetivo del transporte y del tráfico es facilitar el acceso a bienes, servicios y contactos, la sostenibilidad puede repensarse a partir de la reducción de las necesidades de desplazamiento motorizado y del aprovechamiento máximo de la capacidad autónoma de trasladarse que tiene el ser humano andando o en bicicleta.