Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Movilidad Urbana Sostenible

Se puede definir como Movilidad Urbana Sostenible aquella que se satisface en un tiempo y con un coste razonables y que minimiza el consumo energético y los efectos negativos sobre el medio ambiente y la calidad de vida de las personas.

El traspaso del núcleo duro de la problemática urbana desde el tráfico y el transporte a la movilidad sostenible, ha supuesto un cambio sustancial en las políticas y medidas adoptadas por las administraciones.

PiramideFrente a enfoques anteriores, la movilidad urbana sostenible prioriza la proximidad y la accesibilidad sobre la movilidad y el transporte, propugnando un modelo más compacto en el que se

- pueden satisfacer las mismas necesidades con desplazamientos más cortos y autónomos,

- discrimina positivamente el transporte colectivo, de mayor eficiencia energética, ambiental, social y económica que el vehículo privado, y

- da  un nuevo tratamiento al espacio público para que el peatón sea el protagonista.

En la práctica se ha demostrado que la aplicación exclusiva de políticas de infraestructuras no resuelve los problemas de movilidad y tráfico. Se ha observado repetidamente que una mayor oferta induce mayor demanda, y que la construcción de nuevos viales es seguida de agotamiento de la nueva capacidad ofertada, lo que obliga a acometer nuevas ampliaciones.

Las medidas de gestión de la demanda complementan las medidas tradicionales de creación de infraestructuras al influir en el comportamiento de los ciudadanos a la hora de desplazarse antes de que inicie el desplazamiento, y orientándoles hacia los modos de transporte más sostenibles.

Bicicleta fachada

Las políticas de Movilidad Urbana Sostenible combinan objetivos interrelacionados de transformación física, social y económica del territorio urbano, en sintonía con la triple dimensión económica, social y ambiental del Desarrollo Sostenible, y proponen un nuevo modelo integral de movilidad y espacio público que reduzca los conflictos y disfunciones de la movilidad actual.


Sistema de Movilidad Sostenible

Según el Consejo de Transporte de la Unión Europea, un sistema de movilidad sostenible es el que:

– permite responder a las necesidades básicas de acceso y desarrollo de individuos, empresas y sociedades, con seguridad y de manera compatible con la salud humana y el medioambiente, y fomenta la igualdad dentro de cada generación y entre generaciones sucesivas;

– resulta asequible, opera equitativamente y con eficacia, ofrece una elección de modos de transporte y apoya una economía competitiva, así como el desarrollo regional equilibrado;

– limita las emisiones y los residuos dentro de la capacidad del planeta para absorberlos, usa energías renovables al ritmo de generación y utiliza energías no renovables a las tasas de desarrollo de sustitutivos de energías renovables mientras se minimiza el impacto sobre el uso del suelo y la generación de ruidos.

La UE apoya la investigación y el despliegue eficaz de nuevas tecnologías ecológicas de transporte. La nueva legislación europea limitará las emisiones de carbono de los automóviles, fomentará la eficiencia del consumo y favorecerá el uso de combustibles alternativos.